En los últimos años las entrevistas de trabajo han cambiado notablemente. Desde la forma de presentar los curriculum, hasta las dinámicas de las entrevistas laborales. No es extraño que algunas de estas nos presenten acertijos, test o algún tipo de prueba de ingenio para resolver, por ejemplo, la siguiente:

Sois un grupo de astronautas que ha tenido un accidente con su nave espacial en la luna y ha tenido que abandonarla. Tenéis que recorrer a pie una distancia de 300km hasta llegar a otra nave que os llevará a la Tierra. Vuestra supervivencia depende de saber decidir y seleccionar los objetos imprescindibles para el trayecto.

Caja de cerillas, comestible concentrado, 20 metros de soga de Nylon, tela de seda de paracaídas, calentador para alimentos, dos pistolas, caja de leche en polvo, dos botellas de oxígeno, mapa de la luna, bote salvavidas, brújula, 25 litros de agua, bengalas, botiquín y una radio.

[Piensa un rato si deseas en la respuesta…]

.

.

.

.

¿LISTO?

.

.

Pues bien, no hay una solución acertada a este enigma. Podéis buscarlo y ver los valores de importancia que le da la NASA a cada elemento. Lo que realmente se busca es ver cómo piensa cada candidato, reacciones y el modo de trabajar. Ver como se planean diferentes estrategias y como se afrontan los retos. De esta manera se diferencian entre perfiles líderes, creativos, observadores, etc.

Hace tiempo se volvieron populares, al saberse que en Google y otras compañías proponían este tipo de ejercicios durante las entrevistas. Aunque aquellas preguntas eran más específicas, y requerían en algunos casos de conocimientos previos muy avanzados. El objetivo era ver qué clase de persona tenemos delante, alguien que se crece ante los problemas o que sabrá hacerles frente y superarlos, e incluso obtener ventaja de ellos.

Salirse de las líneas de pensamiento preestablecidas, o lo que la mayoría consideraría lógico, es una habilidad muy útil en muchos aspectos de la vida, incluso en las salas de escape o escape rooms. Muchas veces no servirá solo con basarnos en lo primero que vemos y tendremos que utilizar, lo que se conoce como pensamiento lateral, para superar las pruebas ante nosotros.

Si eliminas la respuesta lógica de un problema, cualquier respuesta por ilógica que parezca es perfectamente válida.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *