Las vacaciones, preciado momento sin clases para los más jóvenes y horrible experiencia para los padres, cuando pierdes la oficina de vista unos días y tu mente regresa a épocas más sencillas para quedarse dormitando durante un mes.

¡Pero ahora ya no!

Cada vez es más la gente que prepara rutas de Escape Rooms para hacer en sus vacaciones, y por ejemplo, nos encontramos con equipos dispuestos para hacer 27 salas en 7 días, si es un caso real.

Este tipo de turismo de escapismo se ha vuelto muy popular en los últimos años, tanto es así que algunas plataformas ofrecen la posibilidad de organizar tus vacaciones ya con las Escape Rooms reservadas y que lo único que tengas que hacer es escapar, al fin y al cabo, no es ese el objetivo de las vacaciones.

En muchas ocasiones, los motivos que atraen a los jugadores puede ser simplemente conocer nuevas salas de escape, porque ya se han acabado las de sus correspondientes ciudades, y de esta forma conocer lo que se mueve en otros lugares y otras opciones. O iniciarse en este entretenimiento aprovechando que si lo haces demasiado mal estarás a mil kilómetros de casa.

Aun es más común el utilizarlas para rellenar los tiempos entre visitas a otros puntos de interés de los lugares que se visitan, entre un museo y otro darle al coco un poco más y ampliar las actividades vacacionales.

Aunque lo estamos viendo desde una perspectiva de vacaciones de verano, que por lo general suelen ser más largas, también hay mucha gente que las utiliza como excusa para escapadas de fin de semana.

La ventaja de las Escape Rooms, frente a otras actividades, es que tienen una duración determinada y al tener reservas hechas es fácil cuadrarlas en cualquier tipo de horario.

Sea cual sea tu excusa, siempre es buena idea escapar en las vacaciones 😉


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *